¿Por qué Franke?

Tarjas fabricadas sólo con el mejor acero inoxidable

Acero Franke

El 70% de de las tarjas son hechas de acero inoxidable. Al ser el más grande comprador a nivel mundial de acero inoxidable, Franke tiene la opción de elegir las mejores materias primas. Franke ha creado un acero inoxidable "no ordinario". Conozca las elecciones, los procesos y las habilidades en los que Franke invierte para elevar sus sistemas de acero inoxidable a la calidad, belleza y longevidad que nuestros consumidores más exigentes merecen.

El "¿Por qué?" del Acero Inoxidable

Las razones del por qué casi un 70% de las tarjas para cocinas son de acero inoxidable:

El "¿Qué?" del Acero Inoxidable

El acero inoxidable es una aleación de hierro, cromo y níquel, generado para crear ventajas que estos metales puros de manera natural no ofrecen. Por ello es un todo mayor que la suma de sus partes. Estos son los ingredientes:

Incluso pequeñas variaciones en la composición quí­mica resulta en una amplia variación en la calidad. En otras palabras, NO TODO EL ACERO INOXIDABLE ES IGUAL.

Hay muchos tipos y grados diferentes de acero inoxidable, pero para merecer la designación de "lujo", Franke insiste en crear y mantener "Diferencias que hacen una diferencia para usted"

El Calibre del Acero Inoxidable Franke

"Calibre" se refiere al grosor de la hoja de acero inoxidable en una escala del 8 al 30, mientras menor sea el número, más gruesa es la hoja de acero inoxidable. El calibre es un factor significativo, debido a que un mayor calibre puede ayudar a prevenir abolladuras y dobleces. También contribuye a reducir el ruido de los trituradoras de basura u objetos que están en contacto con la tarja. Eso no quiere decir que lo más grueso siempre sea mejor. De hecho, mientras mayor sea el calibre es más difí­cil, a veces imposible, el moldeado con una sola hoja para reducir las marcas de soldadura durante la elaboración. Por eso Franke selecciona cuidadosamente el calibre adecuado, que se mejor se ajusta a los procesos de fabricación.

Grado del Acero Inoxidable Franke

Los 3 grados más comunes disponibles en hoja de metal de acero inoxidable son: 304, 316 y 410. El grado 304 está hecho de por lo menos 8% de ní­quel (El acero Franke contiene 10%). Es el grado más usado de los tres, valorado por su capacidad de proporcionar resistencia a la corrosión y mantener la capacidad de la hoja de metal para ser doblada, soldada o moldeada. Franke se apoya en estas propiedades para lograr la elegancia y detalle de sus diseños.

Los estándares de Franke para un acero inoxidable "no ordinario"

Franke insiste en la aleación de 18% Cromo y 10% Ní­quel de contenido por masa. Este mayor contenido de ní­quel y cromo proporciona un nivel de resistencia a la corrosión e integridad que es superior a cualquier otro en la categorí­a de acero inoxidable.

El acero inoxidable de Franke es dúctil, lo que quiere decir que es maleable (moldeable). Esto asegura que pueda ser formado sin agrietarse o romperse en partes.

Franke insiste en que su acero inoxidable sea rico en ní­quel porque cuando se le añade ní­quel la estructura de ausenita del hierro se preserva. Esta formación de cristales hace que el acero sea no-magnético y menos delicado a bajas temperaturas; y más adelante contribuye a la resistencia a la corrosión. Franke le da mucho valor a 2 propiedades fí­sicas muy importantes:

Acabado Franke

Las hojas de acero pueden ser compradas pre-pulidas. Hay una razón por la cual Franke nunca lo hace para sus tarjas. Si bien esto podrí­a ayudar a reducir los costos en el proceso de fabricación, la diferencia de Franke es un mejor acabado, logrado gracias a un proceso de post-fabricación. El brillo lustroso de las tarjas se logra gracias al pulido con máquinas y a mano, con estos procesos se logra mantener la belleza de las tarjas. El acabado lujoso y superficie ultra satinada hacen que nuestro acero inoxidable sea fácil de limpiar. La suave superficie obtenida mediante nuestros procesos de fabricación y pulido asegura una mejor resistencia a la corrosión.